Toxina Botulínica

Toxina Botulínica


El objetivo del tratamiento con toxina botulínica es reducir las arrugas en el entrecejo, frente y patas de gallo. Corrige hiperhidrosis axilar y palmar, la toxina se aplica mediante unas finísimas agujas en los lugares donde se acentúan las arrugas mencionadas, reduciendo la contracción de los músculos faciales.

El tratamiento se realiza cada 6 meses aproximadamente, según la evolución de cada paciente, la toxina botulínica una vez aplicada comienza su acción a las 72 horas y su efecto máximo se consigue el día 15.

VENTAJAS


  • Se puede aplicar en cualquier época del año.
  • Evita la cirugía, no es necesario anestesia y no conlleva cicatrices.
  • Es un tratamiento sencillo, indoloro, seguro y eficaz.
  • Permite al paciente integrarse a su rutina habitual de inmediato.
  • No tiene efectos secundarios (no debe tratarse en embarazadas, lactancia y enfermedades neuromusculares).
  • La toxina botulínica será administrada por un profesional médico debidamente capacitado y con el cual conseguirá resultados naturales y seguros.
 

¿Quieres visitarnos?
Agenda una cita


Agendar cita